Descubre los nuevos beneficios fiscales que te ofrece la generación distribuida

Beneficios Fiscales

La pandemia del Covid-19 ha traído como aspecto positivo permitirnos percibir en forma directa a través de imágenes satelitales, mediciones de calidad del aire y regreso de fauna silvestre, entre otras pruebas, evidencia el impacto de la actividad humana sobre el planeta. Sin embargo, su impacto económico se estima puede ser tan o mas devastador que el propio virus por lo que es necesario el reinicio de la actividad y la generación de riqueza, al combinar ambas cosas podemos concluir sin un análisis tan profundo que no son excluyentes entre si la actividad económica y el cuidado del planeta, de hecho, ya veníamos en un proceso de transformación de los sectores energético y transporte para hacerlos mas eficientes y sustentables.

En la Argentina, este proceso se inicio con fuerza a partir del año 2015 y ha seguido avanzando hasta la fecha con la promulgación de la ley 27.424 y su reglamento a finales del 2018. La adhesión de las provincias y sus distribuidoras eléctricas es todavía una tarea pendiente en muchos casos, pero aun así, cada vez mas individuos, comercios y empresas se suman a esta iniciativa para generar y consumir energía limpia, a la vez que contribuyen a la estabilización del sistema en medio de una situación de inversiones afectadas por la imposibilidad de aumentar las tarifas al menos para acompañar la inflación y la devaluación de la moneda, dependientes cada vez mas de los subsidios y en consecuencia incapaces de poder cubrir el crecimiento de la demanda de energía necesaria para sacar al país de su posición actual. 

Además de autoabastecerse y sumar a la estabilización del sistema, hay un régimen de beneficios reales establecidos en la ley 27.424 y su reglamento , entre los que destacan un Certificado de Crédito Fiscal fijado a razón de 30 $/W con un limite de hasta 2 millones de pesos que se espera sean actualizados en función de la variación del tipo de cambio, pero también se incluye el Fondo para la Generación Distribuida de Fuentes Renovables (FODIS) cuyo propósito es otorgar prestamos, incentivos, garantías, realización de aportes de capital y adquisición de otros instrumentos financieros siempre que estén destinados a la implementación de sistemas de generación distribuida. El citado fideicomiso fue creado con el BICE y mediante la ley 27.467 de Presupuesto 2019 se le asignaron 500 millones de pesos, sin embargo, lo que es cierto y palpable a la fecha es que el otorgamiento de los Certificados de Crédito Fiscal se instrumento bajo la modalidad de Bono Electrónico, se identificaron mediante el prefijo 204 y se tramitan mediante la plataforma de Tramites a Distancia una vez emitido el certificado de usuario generador.

Hay al menos 12 provincias que han adherido a la ley 27.424, entre ellas destacan: CABA, Catamarca, Chaco, Chubut, Cordoba, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Neuquén, San Juan, Tierra del Fuego y Tucumán, entre las distribuidoras inscriptas en el Registro Nacional de Usuarios Generadores (RENUGER) destacan la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC), EDENOR, EDESUR, Energía San Juan y la Empresa Distribuidora Eléctrica de Caucete, entre otras. En estas jurisdicciones es posible efectuar los tramites y obtener los citados beneficios.

En conclusión, son muchos los beneficios e incentivos que acompañan la generación de energía renovable bajo el modelo de la generación distribuida, no son solo los ambientales y de compromiso con el planeta, siendo estos determinantes, se suman a ello la preparación ante la transformación del modelo eléctrico, la sustentabilidad y el posicionamiento o cumplimiento de condiciones esenciales para exportar a mercados desarrollados y el beneficio económico directo del Certificado de Crédito Fiscal y otros beneficios derivados de la implementación del Fodis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *